Menu

Home

Reflexión

Escudriñar

Palitos

Curiosidades

Congregaciones

Campamentos

Yo Hago la Diferencia en las Manos de Dios

Amado Lector,

Te invito a reflexionar sobre el valor que tenemos en las manos de Dios.

Nuestra vida, no es color de rosas y casi siempre vivimos en medio de un pantano que no sabemos cómo salir. Ya sea, porque nuestro vecindario es realmente horrible o porque nuestra familia o relaciones no sean las mejores. En medio de nuestro mal oliente pantano, tratando de sobrevivir a las adversidades, difícilmente podemos detenernos y mirar alrededor y pensar si en verdad “Yo hago la diferencia”; deténte ahora y piensa: “Probablemente hoy yo sea igual que el montón, igual que ‘ellos’, hoy ¿es posible hacer la diferencia?”.

La palabra de Dios está llena de testimonio acerca de eso, de que un solo ser humano, es decir Yo, puedo hacer la diferencia. Esto no quiere decir que “yo solo” puedo hacer la diferencia, mas bien que “yo solo, en las manos de Dios” puedo hacer la diferencia. Veamos algunos ejemplos:

Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová.

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. – Josué 24:14-15

Josué estaba dando su discurso de despedida al pueblo de Israel y advirtiendoles en contra de apartarse de Dios y dejó bien en claro su bandera diciendo algo así: “si ustedes quieren servir a otros dioses, alla ustedes, pero YO y mi casa serviremos a Jehová”

Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. 8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé. – Génesis 6:6-8

¿Acaso no fue salvada toda la humanidad que hoy en dia tú y yo conocemos por medio de este hombre llamado Noé por medio de la providencia de Dios? En medio de un verdadero y mal oliente pantano, así era la generación de Noé, tan mal era que Dios determinó raer toda la tierra. Si este solo hombre nno hubiese hallado gracias ante los ojos de Dios, si este solo hombre hubiese decidido hacer la diferencia en su generacion y vivir de tal manera que pueda ser llamado “varón justo, era perfecto en sus generaciones”, ¿qué habria sido de la humanidad?

Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.  Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Jehová.

Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío? Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él? Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos. Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza.

Quizá faltarán de cincuenta justos cinco; ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y dijo: No la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco. Y volvió a hablarle, y dijo: Quizá se hallarán allí cuarenta. Y respondió: No lo haré por amor a los cuarenta.  Y dijo: No se enoje ahora mi Señor, si hablare: quizá se hallarán allí treinta. Y respondió: No lo haré si hallare allí treinta.  Y dijo: He aquí ahora que he emprendido el hablar a mi Señor: quizá se hallarán allí veinte. No la destruiré, respondió, por amor a los veinte.  Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez.  Y Jehová se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham volvió a su lugar. – Génesis 18:20-33

Abraham le preguntaba a Dios algo así: “si en medio de la maldad, el cual está destinada a ser destruida, al fracaso, hay por lo menos algún justo entre ella, destruirás al justo junto con el impío?” La respuesta del Dios Justo es que NO. No destruirá al justo junto con el impío.

Es más fácil decir, “esta generación está perdida y no hay nada que hacer”, o “mi familia no cambiará” o “mi relación nunca va a funcionar”, o “yo no tengo ningún talento que ofrecer a la iglesia”; eso es lo que dicen “ellos”, solo quejarse y no hacen nada. Pero Yo y mi casa, con la providencia de Dios, con la ayuda de Dios haremos la diferencia! Asi como la providencia, la gracias de Dios obró para salvar al mundo por medio de un hombre justo, Noé o de cómo Abraham intercedió por su sobrio Lot, Dios sigue obrando milagros por medio de ti y de mi. Nosotros somos los instrumentos en las manos de Dios para alcanzar a los demás! Tal vez yo no tenga mucho talento escribiendo, pero este es mi “algo”; hoy lo estoy haciendo para motivarte amado lector a ponerte en las manos de Dios y para que también hagas “algo” y así podamos convertir nuestro pantano en un bello jardin de flores, en un bello vecindario, en una bella familia, una bella relacion, una bella iglesia. Empezar es fácil, haz lo que tengas a mano, es decir, si sabes escribir, escribe! compártelo y enséñalo a los demás, si sabes cantar, canta, dibuja, pinta, repara, cocina, limpia, ora, predica, enseña, ama, perdona, sana, ayuda, haz “algo”. Un justo en las manos de Dios hace la diferencia!! Que Dios te continúe bendiciendo!

Otros Estudios

Vida Eterna

Vida Eterna

Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.-    1 Juan 5:20. El apostol Juan en su carta dice con mucha...

Pacto de Dios con Salomón

Pacto de Dios con Salomón

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos...

Oración de David

Oración de David

Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame, Porque estoy afligido y menesteroso.Guarda mi alma, porque soy piadoso; Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.Ten misericordia de mí, oh Jehová; Porque a ti clamo todo el día. Alegra el alma de tu siervo, Porque...

Dejanos tus Comentarios

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eight − eight =

EnglishSpanish