Menu

Home

Reflexión

Escudriñar

Palitos

Curiosidades

Congregaciones

Campamentos

El Perdón Según las Escrituras – Ultima Parte

Aprendiendo a pedir Perdón

Estimado lector,

Nos llena de mucha alegría su interés en conocer acerca del perdón. Este es un tema fundamental pra todos los seres humanos, en especial para todos los cristianos. Aveces pensamos que perdonar es un derecho, pero la Biblia nos enseña que mas bien es un deber, un mandamiento explícito de parte de nuestro Señor Jesucristo. Este artículo es la tercera parte del estudio – “El Perdón Según las Escrituras” – Dar Click aquí para ir a la primera parte. Esperamos que este medio de enseñanzas, le pueda guiar a orar de manera genuina y acercarse fervientemente a Dios, en busca de un arrepentimiento auténtico.

…/

Otros Estudios

El Perdón Según las Escrituras – Parte III

El Perdón Según las Escrituras – Parte III

¿Qué es el Perdón?
Muchos podrían decir que la respuesta a esta pregunta es ambigua, relativa, que depende del punto de vista del ofendido o del ofensor. Pero ¿qué piensa Dios acerca del perdón? ¿Qué nos enseñan las escrituras? Aprendamos un poco sobre el significado de la palabra Perdón; veamos tres perspectivas: un diccionario, las Escrituras, lo que piensa y hace la gente y lo que piensa y quiere Dios de nosotros.

El Perdón Según las Escrituras – Parte II

El Perdón Según las Escrituras – Parte II

Analicemos nuestra realidad y la necesidad de perdonar:

Dios ha permitido muchas cosas por causa de la maldad de los hombres, por la dureza del corazón humano, por el pecado. Todas las cosas malas, distorcionadas que vemos y hacemos hoy en día, sabemos que “mas al principio no fue así”; es decir, Dios no nos creó con estos problemas.

El Perdón Según las Escrituras – Parte I

El Perdón Según las Escrituras – Parte I

¿En verdad pueden todos los seres humanos perdonar?

Lamentablemente la respuesta es NO. Es muy conocida la frase: “Yo no soy Dios para perdonar…” expresión que cuando se usa, sale del alma. Las personas alegan imperfección o incapacidad para realizar este acto milagroso. Y ciertamente su alegato es correcto, solo que su razón no lo es.

Dejanos tus Comentarios

0 Comments

EnglishSpanish