Menu

Home

Reflexión

Escudriñar

Palitos

Curiosidades

Congregaciones

Campamentos

Oración de David

Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame, Porque estoy afligido y menesteroso.
Guarda mi alma, porque soy piadoso; Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.
Ten misericordia de mí, oh Jehová; Porque a ti clamo todo el día.

Alegra el alma de tu siervo, Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.
Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Escucha, oh Jehová, mi oración, Y está atento a la voz de mis ruegos.
En el día de mi angustia te llamaré, Porque tú me respondes.

Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, Ni obras que igualen tus obras.
Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, Y glorificarán tu nombre.
Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; Sólo tú eres Dios.

Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad;
Afirma mi corazón para que tema tu nombre.
Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.

Porque tu misericordia es grande para conmigo, Y has librado mi alma de las profundidades del Seol.
Oh Dios, los soberbios se levantaron contra mí, Y conspiración de violentos ha buscado mi vida, Y no te pusieron delante de sí.
Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,

Mírame, y ten misericordia de mí; Da tu poder a tu siervo, Y guarda al hijo de tu sierva.
Haz conmigo señal para bien, Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados;
Porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste.

Salmos 86,

Hay muchas personas que siguen preguntando ¿qué es la fe? y más que una definición de palabras, es una relación de confianza con el Creador, nuestro Dios. David hablaba con Dios como un niño habla con su padre, como si lo viera, como si lo sintiera. Con la plena confianza de que su padre lo escucha y responderá su petición, aun que no sea como David la esperaba. Lo que sí sabía, era que su padre no se quedaría de brazos cruzados.

“Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,”

Amado lector, ¿puedes hablar con Dios de esa manera? ¿con la certeza y convicción de que Dios escucha tus oraciones y que no se quedará de bazos cruzados? y que responderá a su tiempo y a su manera. Amado lector, te invito a que reflexiones sobre tu relación con Dios y si hay algo que arreglar, lo resuelvas inmediatamente!!

¿Quieres acercarte más a Dios por medio de su Hijo Jesucristo? Búscale!

Otros Estudios

Yo Hago la Diferencia en las Manos de Dios

Yo Hago la Diferencia en las Manos de Dios

Amado Lector, Te invito a reflexionar sobre el valor que tenemos en las manos de Dios. Nuestra vida, no es color de rosas y casi siempre vivimos en medio de un pantano que no sabemos cómo salir. Ya sea, porque nuestro vecindario es realmente horrible o porque nuestra...

Vida Eterna

Vida Eterna

Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.-    1 Juan 5:20. El apostol Juan en su carta dice con mucha...

Pacto de Dios con Salomón

Pacto de Dios con Salomón

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos...

Dejanos tus Comentarios

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − one =

EnglishSpanish