Las Piedras, PR 06/14/13

Aporte del Hno. Jesús Germán, de Gurabo, PR

Este mensaje fue predicado en el Funeral de la hermana Maria Milagros,

Hay muchos que piensan que el cristiano no debe llorar, se les olvida que nosotros somos también humanos, de carne y hueso, que al igual que nuestro Señor Jesucristo, según Juan 11:35, dice que Jesús lloró. El Espíritu Santo nos manda a que lloremos con los que lloran (Rom 12:15)

Leamos en la Biblia el libro de Job, capitulo 14, verso 14

Job 14:14  Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?

Una vez un joven le preguntó a su padre: ¿De qué vale ser cristiano, si al fin y al cabo todos viven y sufren por igual y al final mueren?

El padre respondió: tal vez sufran igual, pero no viven ni terminan iguales.

Mientras unos ignoran su final, viviendo su vida como si ese día nunca llegará. El cristiano sabe que algún día morirá. Por lo tanto, vive su vida preparándose para ese día y partir con Jesucristo.

Un hombre que caminó por la tierra hace más de dos mil años, predicó el reino de Dios, sanó enfermos y resucitó a los muertos. Este Jesucristo, el hijo de Dios, venció la muerte. Y ha prometido a todo aquel que renace en El, también le resucitará.

Dice la Biblia en 1 Ped 1:3-4

1Pe 1:3  Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,

1Pe 1:4  para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,

  • El que ha renacido en Jesucristo, tiene una esperanza viva acerca de lo que pasará después que llegue su muerte y esto es la resurrección de entre los muertos.
  • El que ha renacido en Jesucristo, tiene la esperanza de una herencia incorruptible reservada en los cielos.

No vive como si la muerte es el fin de todo, sino conociendo que la muerte es la puerta para ir a recibir su galardón.

Flp 3:20  Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

Flp 3:21  el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

  • El que ha renacido en Jesucristo, tiene la esperanza de una ciudadanía en los cielos y sabe que su cuerpo será transformado en un cuerpo de gloria.

Amigos y hermanos, ciertísimamente, El Señor Jesucristo ha respondido la pregunta de Job 14:14  Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?

Leamos su respuesta en:

Jua 11:25  Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

Llamado

Si alguno de ustedes por el oír de la palabra de Dios ha creído a este mensaje y quiera confesar con su boca que Jesucristo es el Señor, bien puede. Porque también dice el Espíritu Santo:

  • Heb 3:7  Por lo cual, como dice el Espíritu Santo:
  • Si oyereis hoy su voz,
  • Heb 3:8  No endurezcáis vuestros corazones,

Dice la palabra de Dios que sus ovejas oyen su voz y le siguen,

Si has escuchado la voz de Dios, no te detengas!